BIBLIA - CONFERENCIAS - DATOS DEL AUTOR - ESPIRITUALIDAD - ESPIRITUALIDAD IGNACIANA - FE Y POLÍTICA - LAICOS - MARÍAPARÁBOLAS Y FÁBULAS - POESÍA - RELIGIOSOS - TEOLOGÍA

 

 

 

 

LAS BIENAVENTURANZAS

VIVIR COMO EL HIJO - VIVIR COMO HIJOS

UN COMENTARIO BÍBLICO - ESPIRITUAL

por el P. Horacio Bojorge S.J (hbojorge@adinet.com.uy)

"El Sermón de la Montańa es el retrato más fiel de Jesucristo que podamos tener y, en consecuencia, es el modelo de vida más exacto que él mismo nos haya propuesto"

"Y también nos revela los rasgos que el Espíritu Santo quiere reproducir en nosotros, a fin de modelarnos y con-formarnos con la imagen y semejanza del Hijo de Dios"

(Servais Pinckaers O.P., En busca de la felicidad, p. 28)

 

"El Sermón de la Montańa propone un programa de vida,vivida en la fe en el Hijo de Dios y en un espíritu filial ante el Padre celestial"

(Léopold Sabourin S.J., lL’Évangile s. St. Matthieu.. p. 5)

 

 

Crucigrama

 
INTRODUCCIÓN  

A LOS QUE VIVAN COMO JESÚS, EL PADRE LES PROMETE LO MISMO QUE DIO A JESÚS

EVANGELIO SEGUN SAN MATEO 5, 1-12  

5,1 Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. 2 Y, tomando la palabra, les enseńaba diciendo:

Primera:

 

  3 «Felices los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
Segunda:  
  4 Felices los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra.
Tercera:  

5 Felices los que lloran, porque ellos serán consolados.

Cuarta:  
 

6 Felices los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados.

Quinta:  
  7 Felices los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Sexta:  
 

8 Felices los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.

Séptima:  
 

9 Felices los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Octava:  

10 Felices los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

11 Felices seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa.

12 Alegráos y regocijáos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.